Entrevista a Savanna Estudio: creatividad salvaje

Savanna Estudio: viaje al corazón salvaje del diseño

De safari por la jungla gráfica, nos encontramos con Savanna Estudio, un lugar atrevido, un hábitat difícil de clasificar, un ecosistema cambiante de tipografías divertidas, composiciones gestuales frescas y espontáneas,  un paisaje multicolor que sorprende a medida que conoces sus rincones. 
Apuntamos y disparamos diez preguntas a las bestias gráficas que pueblan esta region salvaje del paisaje creativo.

 

En la web de Savanna http://gusavanna.com vemos que sois un estudio algo especial ¿cómo definirías Savanna studio?

Definimos nuestro trabajo como salvaje, descarado y fresco. Solemos buscar un equilibrio, una tensión o un diálogo entre lo orgánico y lo robótico. Al proceder de formaciones diferentes, con nuestra asociación ponemos un pie en el arte y otro en el diseño. 

Contarnos un poco la historia de Savanna, quienes formáis el estudio, que hacéis…

Savanna somos Arrate Rodriguez y Carlos Ndungmandum. Sobre el 2014, pasamos a compartir espacio de trabajo y naturalmente fuimos colaborando en los proyectos del uno y de la otra, hasta que llegó un manual de cerveza artesanal que nos hizo ponernos al lío con mucha más intención.
Ese es el proyecto fundacional de Savanna. Comenzamos con roles muy diferenciados, Carlos diseñaba y Arrate ilustraba. Punto. Ahora mismo, enfrentamos los proyectos desde un punto de vista mucho más reflexivo, donde esos comienzos están, y son nuestra base, pero nuestra visión se ha amplificado, somos un equipo mucho más cohesionado y respondemos a los encargos en base a lo que necesitan, no sólo limitándonos al diseño gráfico fusionado con la ilustración.

Si hay algo que nos llama la atención es vuestro diseño tropical, casi salvaje ¿como encajan vuestros diseños por estos lugares?¿qué os dicen vuestros clientes y colaboradores?

Por lo general solemos tener una pugna con nuestros clientes entre el conservadurismo y la transgresión. A nosotrxs el conservadurismo nos aburre. Nuestros clientes suelen ser aquellas personas inquietas con actitudes creativas o que directamente están inmersas en el arte, la música, y en general la cultura. Es un placer cuando te encuentras con clientes abiertos de mente que hacen que los proyectos vayan a más.

Vemos que el desarrollo manual de los proyectos es importante para vosotros ¿por qué esa relevancia de lo manual?

Lo manual es humano, por lo tanto emocional. Único. Puede haber dos personas en diferentes lugares del mundo trabajando con la misma tecnología y acabar obteniendo resultados muy similares. En cambio, si tu proceso creativo tiene una buena base de investigación y un fuerte carácter manual, llegarás a resultados mucho más diferenciados y personales. También trabajamos mucho digitalmente, lo que pasa es que vemos muy necesario salir de la pantalla e investigar, experimentar y mancharnos las manos. De hecho, esto es lo que hacemos cada viernes bajo el nombre de “Ostiralab”.

        

El tratamiento experimental de la tipografía parece ser una constante en vuestro trabajo ¿qué nos podéis decir de ello?

Nos gusta jugar con la tipografía, ilustrarla, transformarla, corromperla, buscarle el límite y también ponerla ortodoxamente. La verdad es que las letras nos encantan, son un elemento formal con mucha fuerza y siempre transmiten un mensaje. Además, solemos ver una utilización de la tipografía, bastante costumbrista por lo general, así que nos gusta llevarla al límite. Desacralizarla.

Leemos por vuestra web historias de viajes “te subimos a la tierra, te bajamos a la luna” ¿diseñar es viajar?

Vemos el proceso de diseño como un viaje que tiene un comienzo y un final. Y en ese recorrido podemos crear la realidad necesaria para cada situación, encargo o proyecto. Un viaje se disfruta desde el principio, cuando lo vas planeando, investigas sobre qué es lo que puedes ir a ver o comer, el diseño es igual, es una bola de emoción en el estómago.

 

Se nota que os emocionáis con el diseño, las gráficas, las letras ¿cómo se lleva lo de trabajar en lo que te apasiona?

A veces se lleva muy bien y otras no tanto. Tu convicción debe pesar más que todas esas vocecillas que te invitan a no seguir adelante. No es fácil. Si después de todos los obstáculos que se nos ponen a diario seguimos en ello, por algo será. 

Savanna ya es un estudio con cierto recorrido ¿como veis la evolución en el diseño en los últimos años? y haciendo futurología ¿prevéis alguna tendencia para los años venideros?

Nuestra impresión es que actualmente hay dos realidades; la realidad de internet, donde te encuentras cosas espectaculares cada minuto conviviendo con cosas muy manidas que acaban perdiendo el sentido, como por ejemplo el 3d hiperrelista, es decir, vemos muchas reproducciones artificiosas de cosas reales sin aparente justificación. Aunque esto no es una ley absoluta. Por añadir un ejemplo, nos flipan Wang & Söderström, que generan un lenguaje ambiguo entre lo real y lo digital, creando una sensación de duda entre estos dos planos.
Por otro lado tenemos la realidad física, donde los ritmos son casi opuestos a los virtuales, cuesta muchísimo que cuajen cosas que el cliente ha visto poco, y con las que no está familiarizado.
En la época tan sobresaturada de información en la que vivimos unx ya no sabe qué decir… Desde nuestro punto de vista, vemos que lo no ortodoxo se va a acabar instaurando a nivel mainstream. Estamos convencidas de que veremos proyectos New Ugly no sólo para Nike, museos de arte contemporáneo o proyectos musicales, si no para bancos o cosas más clásicas.

 

Si es que se puede saber ¿En qué estáis trabajando ahora? ¿proyectos futuros?

A parte de seguir dando salida a encargos de los que por ahora no podemos hablar, hemos abierto una linea de acción que se llama Herri Txiki Diseinu Handi, que nos ha llevado a otro tipo de proyectos que queremos desarrollar fuera de aquí. También abrimos hace unos meses un blog de crítica que se llama Maiseo, donde vamos colgando artículos de vez en cuando.

Y una pregunta recurrente en nuestras interviús ¿algún consejo para l*s estudiantes de diseño?

Si de verdad queréis ser diseñadorxs no os dejéis despistar. Esto es como la primera vez que conduces sólx en carretera, después de todas las horas de autoescuela parece que no sabes usar los pedales. Así que hay que seguir aprendiendo y empezar trabajando en estudios de otrxs es muy bueno para eso, también os servirá si tenéis intención de montar vuestro propio estudio, tener claras vuestras tarifas y cobrar un precio justo. Pero ¡Cuidado con esa soberbia de principiante!