VENDIDA

[dropcap]
¡¡¡Vendida!!! grita un papel rosa flúor.
 [/dropcap]
¿Qué nos está contando realmente? ¿Qué significa estar vendida? Contemplar la palabra VENDIDA formando parte de un supuesto cartel de venta inmobiliaria resulta tan efectivo y directo, tan contundente y poderoso, que se ha convertido en la esencia de toda una historia.
Somos estudiantes de Gráfica Publicitaria del Instituto Usandizaga, y nos estamos formando para ilustrar un mundo nuevo en el que seremos las/os cuenta-cuentos del siglo XXI, y por eso mismo tenemos que narrar historias que merezcan ser vistas y escuchadas. Somos mensajeros jóvenes comunicando a jóvenes, porque lo primordial es sensibilizar a quienes son el germen del
futuro, la conciencia del mañana. Dar a conocer, sentir que formamos parte de un cambio social; que estamos viviendo el momento de la transición de un estado a otro. Es nuestra labor susurrar mensajes que lleguen al alma traspasando cuerpos y mentes. Comunicar. Vivimos el proceso de creación; desde el nacimiento de la idea más loca y aparentemente absurda e inservible hasta
que, como por arte de magia, todo comienza a encajar y toma verdadero sentido.

 

 

Esta vez desarrollamos una campaña publicitaria muy especial; un tema muy especial. Se nos encomendó desde la sección de Igualdad del Ayuntamiento de Donostia-San Sebastián crear una estrategia de comunicación que fuera base e impulso para la celebración del Día Internacional Contra la Violencia Hacia las Mujeres.
En el camino hacia un futuro sin violencia y en igualdad, las acciones se deben dirigir, sobre todo, a la población joven, chicas y chicos, para fomentar la prevención de la violencia e impulsar la transformación social; trabajándolo desde la formación, e integrándolo en el ocio.
Luego, ¿Qué mejor que una campaña sentida y creada por las/os propias/os jóvenes?
Nos hemos reflejado en todas y cada una de las mujeres que han vivido cualquier clase de maltrato y mediante la conexión que se ha creado entre nosotras/os, hemos podido desarrollar multitud de ideas y recorrer caminos que definitivamente nos han llevado a una interesante conclusión única: la mujer está vendida. Vendida por numerosas razones, pero sobre todo, porque no es tratada con el respeto que cualquier ser humano merece, en todos y cada uno de los sentidos. VENDIDA

 

 

Desde un comienzo supimos que no queríamos mostrar la imagen trágica de esta realidad. No queríamos que lo doloroso prevaleciera ni que el ojo morado o la idea de mujer como víctima fueran los protagonistas.
 Nuestra labor como diseñadoras/es consiste en fascinar, pero a la vez debemos hacer pensar, así que basta de tonterías. Se trata de comunicar, sin necesidad de
fuegos artificiales y efectos sorprendentes. Empleemos una tipografía optimista. ¿No somos acaso alumnas/os de Gráfica Publicitaria? Lo esencial era reflejar la posibilidad de un mundo en el que la mujer no sufra ningún tipo de humillación; ni emocional ni física en ningún entorno. Como narradoras/es de un presente que estamos contribuyendo a transformar, tenemos que generar un mensaje que movilice y que provoque una necesidad y deseo de mejorar la situación de la mujer; desde ya.
El lema principal transmite de forma sutil pero potente algo que en realidad es obvio: la mujer, por ahora, está vendida. Vendida a su suerte, vendida al príncipe azul, vendida ante la precariedad, vendida como género, vendida frente a los patrones, vendida a domicilio, vendida y comprada, vendida por sus tacones, vendida por tus prejuicios.
Alumnas/os de 2º del Ciclo Formativo Superior de Gráfica Publicitaria
Noviembre de 2009

 

 

[button link=”http://www.diariovasco.com/videos/gipuzkoa/actualidad-de-gipuzkoa/690405455001-vendida-salduta.html” size=”small” color=”red” window=”yes”]DV TV[/button]

 

[box]alumn*s: Irene Egimendia, Cristina Carrasco, Julen Cano, Iban Buján, Sara Comerón, Nerea del Teso, Irene Egimendia, Amaia Esteban, Xuban Guerra, Iñigo Hernandez, Aitor Saumel, Amaia Esteban, Sonia Lage, Miriam Salado,[/box]